Cuidadores de reserva

Aquí te enseñamos como organizar tu propia lista de cuidadores de reserva para ayudarte con los imprevistos que puedan surgir con los cuidadores habituales.

Como cualquier trabajador, la persona que tengamos contratada de forma habitual para cuidar de nuestro familiar tendrá derecho a sus vacaciones; también podría ponerse enferma o necesitar tiempo para atender sus asuntos personales. Por esto es muy importante poder disponer de cuidadores de reserva para cubrir esas eventualidades en las que nuestro cuidador o cuidadora habitual no pueda atender a nuestro familiar. Pero ¿cómo podemos conseguir esto…?

Obviamente aquí se trata de no tener que iniciar un largo proceso de búsqueda cada vez que nos surja una eventualidad. Como hemos visto el proceso de búsqueda puede llevar tiempo, y obviamente no merecerá la pena emplear varios días para encontrar a alguien que simplemente tuviese que cubrir el hueco de una o dos jornadas.

Una forma de solucionar esto es tener siempre preparada una lista de cuidadores de reserva que puedan ayudarnos en los momentos críticos. Obviamente no se trata de tener contratadas a estas personas, sino simplemente de tener una lista de contactos a los que podamos acudir en caso de necesidad. Pero ¿de dónde sacamos estos contactos? Seguidamente te damos algunas ideas.

Trucos para crear una lista con cuidadores de reserva.

1. Como primer recurso podemos incluir en esta lista a aquellos familiares o conocidos que sepamos puedan estar disponibles para echarnos una mano cuando se presente la necesidad. Al fin y al cabo, cuidar de tu familiar no debe ser solo la responsabilidad de uno, sino de toda la familia, así que no dudes en pedir ayuda a familiares y otras personas de confianza cercanas a la familia que pudiesen ayudarte.

2. El siguiente recurso pueden ser las personas que ya trabajan para ti atendiendo a tu familiar, pero en un turno distinto al que necesitas cubrir. Por ejemplo, si contratas una persona para los días entre semana y otra para los fines de semana, asegúrate de que cada una de ellas pueda hacer el turno de la otra llegado el caso (es importante que este sea uno de los factores a tener en cuenta cuando hagas la selección de los cuidadores).

3. Incluye en la lista también las personas que descartaste en las entrevistas iniciales del proceso de selección de tus cuidadores habituales. Siempre es conveniente quedarse con los datos de contacto de esas personas que no terminaron de convencerte del todo, pero que tenían un perfil adecuado. Alguna de esas personas podrían echarte un cable de manera esporádica cuando llegue el caso.

4. Si ninguno de los recursos anteriores te ha funcionado siempre puedes recurrir a una agencia. Hay agencias que ofrecen servicios por horas de ayuda a domicilio que pueden ser útiles en estas circunstancias puntuales. Obviamente el servicio tendrá un coste (habrá que pagar a la agencia además de a la persona), pero si no tienes otra opción puede ser una buena solución para resolver una eventualidad. Aquí puedes encontrar un listado de agencias que te pueden ayudar en estos casos.

¿…y el contrato?

Si finalmente llegas a un acuerdo con alguna de las personas de tu lista para cuidar a tu familiar podrás hacerle un contrato por horas. Estos contratos están pensados precisamente para cubrir necesidades puntuales, y se pueden hacer siempre que la persona vaya a trabajar menos de 120 días al año. En estos casos el salario mínimo está establecido en 7,43 euros por hora (tarifa de 2020). Recuerda que desde MayoresEnFamilia.com te recomendamos siempre hacer las cosas de forma legal, realizando un contrato y el alta en la Seguridad Social, aunque se trate solo de cubrir una necesidad puntual.

RECURSO:
En este enlace encontrarás una plantilla para mantener un listado de tus cuidadores de reserva. Si mantienes una buena lista de cuidadores de reserva y surge algún imprevisto siempre tendrás a alguien que recurrir. Más allá de los imprevistos también será un recurso útil para encontrar a alguien para los periodos de vacaciones, festivos, eventos especiales….

¿Quieres recibir información sobre próximas entradas? Suscríbete aquí:

Deja un comentario