Centros de Día

Los Centros de Día ofrecen servicios equiparables a los de las residencias, pero sin que la persona mayor tenga que desvincularse de su entorno social y familiar. También permiten a los familiares disponer de más tiempo para atender otras obligaciones y mantener su estilo de vida.
⭐⭐⭐⭐⭐

Tal y como hemos visto en nuestro artículo “El cuidado de personas mayores en casa”, junto con el servicio de Ayuda a Domicilio, los Centros de Día son otro de los pilares básicos que nos pueden ayudar para seguir cuidando de nuestros mayores en casa. Los Centros de Día ofrecen a los mayores un lugar de encuentro en el que hacer actividades y socializar con otras personas durante una gran parte del día, y a la vez, nos proporcionan a quienes les cuidamos un alto grado de independencia para poder hacernos cargo de nuestras ocupaciones mientras nuestros mayores son atendidos allí. Los Centros de Día son uno de los servicios que pueden estar cubiertos por la Ley de Dependencia, por lo que podrías tener acceso a un coste muy reducido.

¿Qué son los Centros de Día?

Lo que conocemos habitualmente como Centros de Día para mayores (también conocidos como “centros de estancia diurna” o “residencias de día”) son establecimientos específicamente dedicados a las personas mayores, dónde un equipo de profesionales se dedica a su atención, tratamiento y cuidado. Realmente, las actividades que se realizan en los Centros de Día son muy similares a las que podrían realizarse en las residencias para mayores, pero con la ventaja de que la persona mayor no se desvincula totalmente de su entorno familiar y de referencia.

No debemos confundir los Centros de Día con lo que en algunas ocasiones se suele denominar “Casas de Mayores”, “Hogar del Jubilado” o “Club de Ancianos” (entre otros), que son esos locales que conocemos todos a los que suelen acudir ocasionalmente las personas mayores con un buen nivel de autonomía para jugar a las cartas, tomar un café o socializar de cualquier otra forma con personas de su edad.

Los Centros de Día (al contrario de lo que ocurre en ese otro tipo de locales) están atendidos por profesionales cualificados (gerontólogos, auxiliares de geriatría, fisioterapeutas, psicólogos, personal de enfermería, terapeutas ocupacionales, educadores sociales…) que están específicamente preparados para atender a las personas de la tercera edad. También, acudir a un Centro de Día no es algo que se haga de manera ocasional, sino que normalmente está sujeto a un horario regular que suele cubrir una gran parte del día.

Salvando las distancias, se podría decir que los Centros de Día vendrían a ser para las personas mayores como el colegio para los niños. Igual que el colegio permite a los padres dedicarse a otras actividades mientras sus hijos acuden a clase, el Centro de Día también nos permite hacer lo mismo a las familias que cuidamos de nuestros mayores en nuestros domicilios.

Pero más allá del mero servicio de “guardería”, el Centro de Día también ofrece un catálogo de servicios de gran valor para nuestros mayores; por ejemplo:

  • Les permiten evitar la soledad dándoles la oportunidad de socializar con otras personas.
  • Organizan actividades socio culturales (excursiones, conciertos, teatro, música, baile, fiestas…).
  • Realizan talleres de manualidades.
  • Tienen servicios y realizan actividades adaptadas a las patologías más habituales en los mayores.
  • Ofrecen servicios para el cuidado personal (tales como podología o peluquería).
  • Organizan charlas y cursos sobre temas de interés para los mayores y sus familias.
  • Ofrecen servicios de fisioterapia y rehabilitación.
  • Realizan terapias dirigidas a la mejora de la memoria y la agilidad mental.
  • Se encargan del cuidado de la salud física de los mayores con actividades como la gimnasia o la psicomotricidad.

Nota: La pandemia del COVID-19 también ha afectado negativamente a los Centros de Día, limitando las actividades y los servicios ofrecidos y restringiendo el acceso a los familiares para minimizar el riesgo de contagio. Antes de contratar un Centro de Día te recomendamos que te informes bien sobre las actividades y servicios que se han visto afectados y de los planes para volver a ofrecerlos cuando la situación vaya normalizándose.

Por otra parte (y también igual que los colegios de los niños) los Centros de Día también suelen tener asociado un servicio de ruta para trasladar a las personas mayores desde su domicilio al Centro de Día. Estos servicios de ruta suelen estar adaptados a las personas mayores con movilidad reducida, pudiendo trasladar a los mayores incluso con silla de ruedas si fuese necesario.

Además de las actividades mencionadas, los Centros de Día también suelen contar con servicio de cafetería y comedor con menús adaptados a su edad y circunstancias personales, ya que las personas mayores pasan allí gran parte de la jornada y en muchos casos toman la comida también en el propio centro (en caso de que tengan dificultades para comer por sí mismos también reciben asistencia por el personal del centro).

Como puedes apreciar, más allá de meros locales en los que jugar a las cartas (que también), los Centros de Día son establecimientos muy completos dónde se ofrece un buen nivel de servicio adaptado a las personas mayores.

Hay quien piensa que cuando las personas mayores requieren un alto nivel de cuidados el internamiento en una residencia se hace algo inevitable. Sin embargo, como puedes ver, los Centros de Día están perfectamente preparados para atender a las personas mayores incluso si tienen un alto nivel de dependencia, tanto a nivel físico como mental (por ejemplo, en casos de demencia).

En realidad, el Centro de Día viene a ser algo análogo a una residencia en cuanto a servicios (de hecho, hay residencias que también ofrecen el servicio de Centro de Día en sus instalaciones), pero con la gran diferencia de que no se requiere que la persona mayor se desvincule totalmente de su entorno social y familiar, lo cual, como sabemos, puede tener un gran impacto en las personas mayores.

¿Cuál es el precio de los Centros de Día?

Las tarifas de los Centros de Día pueden ser sustancialmente diferentes dependiendo del tipo de centro. Básicamente hay tres tipos: públicos, privados y concertados; seguidamente vemos el coste para cada uno de estos tipos.

 Centros Privados. Son aquellos en los que el coste es sufragado totalmente por el usuario. Es difícil dar un precio concreto para toda España, ya que puede variar considerablemente dependiendo de la localidad o zona en la que te encuentres. Por otra parte, la tarifa también variará en función de los servicios que se contraten, el horario concreto en el que la persona mayor acuda al centro o su grado de dependencia, entre otros. Para dar una cifra, podemos considerar que el precio podría estar entre los 300€ mensuales (para un horario reducido) y los 900€ (para un horario completo) aproximadamente. No obstante, si esta es tu opción, te recomendamos consultar con diferentes centros de tu localidad o de otros municipios cercanos para informarte mejor y comparar precios.

Centros Concertados. También son centros privados, pero con un determinado número de plazas “concertadas” con la administración pública para que el coste de esas plazas sea menor para el usuario (la administración cubre parte del coste). El acceso a esas plazas concertadas requiere que la plaza se asigne al haber solicitado las ayudas de la Ley de Dependencia (puedes informarte sobre esto en nuestro artículo sobre las ayudas a la dependencia). El coste de la plaza puede variar en función del grado de dependencia de la persona y de los servicios que se contraten (comida, ruta…), aunque también influirá la capacidad económica del solicitante, pudiendo llegar a ser gratuito si la persona no tiene recursos suficientes. En cualquier caso, lo normal es que se abone cierta cantidad, pero la tarifa mensual suele estar por debajo de los 500€ para un servicio de horario completo.

Centros Públicos. Son los centros que dependen directamente de las administraciones públicas (un ayuntamiento o comunidad autónoma). También puede ocurrir que, aún siendo centros públicos, el ayuntamiento o comunidad autónoma hayan cedido la gestión a una empresa privada, y que el usuario tenga que abonar también cierta cantidad (es decir, en la práctica, funcionan como los centros concertados en cuanto al coste). Al igual que en los centros concertados la asignación de plaza está condicionada al programa de ayudas de la ley de dependencia, y la tarifa suele estar en el mismo rango de precios: por debajo de los 500€ al mes para un horario completo, aunque dependiendo del grado de dependencia y de la capacidad económica de la persona el coste puede ser mayor o menor (o incluso llegar a ser gratuito si efectivamente la persona no tuviese recursos suficientes).

¿Durante cuánto tiempo puedo llevar a mi familiar al Centro de Día?

De nuevo depende de que se trate de centros de día públicos o privados:

En los centros privados puede haber una mayor flexibilidad, tanto en el número de horas al día como en el número de días a la semana. Por ejemplo, puede haber casos en los que la persona solo acuda dos o tres días a la semana durante la mañana para realizar alguna actividad en concreto, o también, personas que hagan uso del centro durante toda la semana desde primera hora de la mañana hasta por la tarde. Por otra parte, algunos centros trabajan solo de lunes a viernes, mientras que otros también pueden abrir los fines de semana y festivos (normalmente los que comparten las instalaciones con una residencia). En cualquier caso, cada centro puede tener sus propias políticas y horarios, por lo que es mejor que consultes en cada caso. Obviamente el coste será mayor o menor en función del tiempo que la persona esté en el centro.

En los centros públicos la situación es más estricta: se suele requerir la asistencia durante todos los días de la semana, y las faltas hay que justificarlas (como con los niños en el cole). Si se supera un número máximo de ausencias no justificadas se puede perder la plaza. La razón para esto es que suele haber lista de espera para acceder a los centros, de forma que si se concede una plaza pública y luego no se usa todo el tiempo que está disponible, probablemente se está perjudicando a alguien que está en lista de espera y que podría estar más necesitado del servicio. Por otra parte, el horario de los centros públicos suele ser de lunes a viernes desde primera hora de la mañana hasta media tarde, aunque el horario concreto puede variar un poco dependiendo del centro y de la comunidad autónoma.

Nota: Si el Centro de Día solo te cubre de lunes a viernes probablemente seguirás necesitando apoyo para los fines de semana. Para ello puedes hacer uso de otros recursos, tales como la ayuda de otros familiares y/o la contratación de un servicio de Ayuda a Domicilio. Aquí puedes ver un caso práctico de cómo organizarse con una persona altamente dependiente durante toda la semana con el coste aproximado de cada servicio.

¿Cuánto tiempo tardan en conceder la plaza en un Centro de Día?

Bueno, para los Centros de Día privados el acceso podría ser bastante rápido, o incluso inmediato, ya que básicamente depende de que tengan plazas libres.

Para los Centros de Día públicos o concertados tendrás que esperar a que efectivamente te concedan el servicio como parte del programa de atención que se asigne a la persona mayor, que se fijará de acuerdo con los criterios socio-económicos que se definen en la Ley de Dependencia. Es normal que el proceso se demore durante varios meses, así que si no lo has hecho ya te recomendamos que inicies el proceso lo antes posible (puedes ver cómo en nuestra entrada sobre Ayudas a la Dependencia).

Si necesitas el servicio con urgencia una opción puede ser contratar inicialmente un Centro de Día privado, y cuando te concedan la plaza, trasladar a la persona al centro público que finalmente te asignen.

Centros de Día Especializados

Existen algunos Centros de Día especializados en algunas enfermedades que se están convirtiendo en afecciones bastante comunes asociadas al envejecimiento, tales como el Alzheimer, la enfermedad de Párkinson o el ictus, entre otras. Mantener a personas con estas enfermedades en casa puede ser todo un reto. Sin embargo es posible, y por eso hay Centros de Día que están especializados en personas con este tipo de afecciones.

También hay centros en los que es posible llevar a los mayores para periodos de convalecencia o rehabilitación; estos centros están especializados en ayudar a las personas mayores que hayan pasado por una intervención quirúrgica, un traumatismo u otros procesos que requieran de una fase especial de recuperación.

Aunque en los Centros de Día convencionales también se hacen cargo de personas con estas necesidades especiales, en los centros especializados tienen recursos y profesionales especialmente preparados, y elaboran programas y talleres específicos enfocados al desarrollo de actividades instrumentales de la vida diaria para mantener, o incluso aumentar, las destrezas de las personas afectadas. En los siguientes enlaces puedes encontrar más información sobre algunos de estos centros:

Si tu familiar está en alguna de estas situaciones y puedes permitírtelo quizá puedas valorar este tipo de centros especializados.

¿Qué debería tener en cuenta a la hora de elegir Centro de Día?

pensive male teen on gray background

Bueno, si el Centro de Día es público o concertado la verdad es que no tendrás muchas opciones para elegir: los Servicios Sociales de tu Comunidad Autónoma normalmente te ofrecerán un centro próximo a tu domicilio (o con servicio de ruta para que sea posible el desplazamiento) y ya está. Si rechazas el centro que te hayan ofrecido te pondrán de nuevo en la lista de espera.

Sin embargo, si estás considerando llevar a tu familiar a un centro privado hay algunos factores que si podrías (y deberías) tener en cuenta. Lo cierto es que hay muchas claves que podrías considerar: proximidad a tu domicilio, servicios ofrecidos, alimentación, número de profesionales contratados y su cualificación… Además, la actual pandemia del COVID-19 ha afectado también los servicios ofrecidos por muchos centros y su forma de trabajar. En nuestro artículo “Claves para elegir Centro de Día” puedes encontrar una lista muy completa con consejos que te ayudarán a elegir el mejor centro para tu familiar.

En resumen

Los Centros de Día son un importante recurso a tener en cuenta para prevenir la soledad y el aislamiento de las personas mayores, así como para mejorar su calidad de vida ofreciéndoles múltiples servicios y actividades. En la práctica ofrecen servicios equiparables a los de las residencias, pero con la ventaja de que la persona mayor no se desvincula totalmente de su entorno social y familiar. También mejoran la libertad de los familiares de la persona mayor permitiéndoles disponer de más tiempo para atender otras obligaciones y mantener su estilo de vida.

Puntuación: 5 de 5.

Referencias:

¿Quieres recibir información sobre próximas entradas? Suscríbete aquí:

2 respuestas a «Centros de Día»

Deja un comentario